Los servicios de TECNO-PROTECT

Cada tipo de instalación presenta unas problemáticas concretas. En TECNO-FERRAN, damos solución a sus necesidades y ponemos a su disposición nuestros conocimientos para que su instalación esté bien protegida contra los rayos. Con este fin, llevaremos a cabo los estudios pertinentes para determinar sus necesidades y poder así realizar la instalación de los equipos de protección contra los rayos, garantizando la correcta protección de su instalación y de las personas. Entre las instalaciones para las que ofrecemos soluciones de protección se encuentran las viviendas, la industria, las torres de comunicaciones, las embarcaciones, las instalaciones fotovoltaicas, etc.

 

PROTECCIÓN DE EDIFICACIONES

¿PUEDO EVITAR EL RAYO EN MI EDIFICIO?

SI, efectivamente es posible dar protección a nuestra vivienda o edificio y poner solución a la gran preocupación que generan los impactos de rayos. El pararrayos PDCE se encarga de anular el campo eléctrico descargando la carga electrostática acumulada en el ambiente, eliminando de esta manera la diferencia de potencial y evitando la formación del rayo.

En las viviendas de hoy en día existen un número importante de equipos electrónicos y eléctricos cada vez más sensibles y que están expuestos a sufrir daños por efectos del rayo. Una descarga de rayo puede producir una elevación de potencial del terreno a valores muy elevados que, a través de la instalación de puesta a tierra, llega a los equipos conectados a la misma. Además, la caída de un rayo lleva asociada un campo electromagnético muy potente que genera sobretensiones inducidas en la instalación y que afectan gravemente a los equipos (ordenadores, televisores, teléfonos, porteros automáticos, electrodomésticos, etc…) y instalaciones existentes (cuadros eléctricos, calefacción, alarmas, cámaras de seguridad, motores eléctricos, etc…)

 

PARARRAYOS PARA LA INDUSTRIA

Los rayos provocan múltiples daños en el sector industrial debido a los impactos y efectos indirectos que pueden afectar directamente a la instalación. Ocasionan pérdidas costosas para la industria, tales como daños en las infraestructuras, incendios, paro de la producción, pérdida de datos, daños eléctricos, daños de equipos electrónicos, etc.
Hoy en día se conoce la tecnología de protección contra el rayo basada en la excitación y captación del rayo sobre nuestra estructura, a través de cabezales en forma de punta o multi-puntas, que trasladan toda la energía del rayo a nuestra toma de tierra. Esta tecnología no está exenta de riesgos y no puede ofrecer la seguridad y garantía que nuestra industria necesita. El impacto del rayo en el sistema de punta captadora, genera pulsos electromagnéticos que provocan inducciones en la instalación y sobretensiones en la toma de tierra elevando el potencial a valores muy altos.


¿EXISTE ALGÚN PARARRAYOS QUE PUEDA EVITAR TALES PROBLEMAS EN LA INDUSTRIA?
Existe! Se trata de una nueva tecnología en los sistemas de protección de los rayos llamada P.D.C.E. (Pararrayos desionizadores cargas electrostáticas). El PDCE puede garantizar una eficacia de protección del 100%, evitando los impactos de rayos en casi cualquier tipo de edificios y estructuras mediante la desionización de cargas electrostáticas.

 

PARARRAYOS PARA EMBARCACIONES

Las tormentas en el mar son uno de los fenómenos meteorológicos más temidos por los navegantes, los rayos causan numerosos accidentes en alta mar y también en los puertos. Cuando un rayo impacta en el mástil de un velero, la energía busca el camino más corto para llegar a tierra por medio del agua. A su paso, la corriente del rayo genera efectos que destruyen los equipos electrónicos, pudiendo llegar a causar incluso la perforación del casco, que se transforma en una vía de agua. Durante la fracción de segundos que dura la descarga del rayo, toda la tripulación está en riesgo de sufrir un choque eléctrico, cuyos efectos pueden ir desde una simple descarga electrostática, hasta la muerte por electrocución.
Son conocidos diversos sistemas de protección del rayo, todos ellos basados ​​en la ionización pasiva, suelen ser elementos acabados en punta o en forma de florero multipuntos. Estos sistemas excitan, buscando la creación y captura del rayo en el punto más alto de la embarcación. Lamentablemente con estos sistemas no es posible controlar la energía de descarga de rayos, que puede causar efectos eléctricos que dañen la electrónica, comunicaciones o parte eléctrica, o poner en peligro la salud de los tripulantes.

PODEMOS PROTEGER DE FORMA SEGURA NUESTRA EMBARCACIÓN?
A partir de ahora SI, podemos evitar los riesgos. La nueva tecnología de pararrayos PDCE, está diseñada para reducir el campo eléctrico que se acumula en la atmósfera antes de la presencia del rayo, su efecto reduce las posibilidades de impacto de rayo en la embarcación en un 99%. Su principio de funcionamiento se basa en desionizar el aire para que la embarcación no sufra un efecto eléctrico de alta tensión y no excite la creación y captación del rayo, sus características técnicas facilitan que durante una tormenta circulen corrientes de muy baja intensidad desde el pararrayos PDCE los electrodos de sacrificio.

 

PARARRAYOS PARA TORRES DE COMUNICACIONES

Por su situación geográfica, las torres de comunicaciones suelen ser estructuras expuestas a recibir impactos de rayos, que suelen dañar las antenas, equipos electrónicos e instalaciones eléctricas, pudiendo llegar a dejar fuera de servicio las emisiones de comunicaciones. Como consecuencia de estos daños, miles de usuarios pueden quedar sin servicio hasta que se repare la avería y se restablezcan las comunicaciones.
Todos los pararrayos que terminan en una o varias puntas tienen como principio la excitación y captación del rayo. Durante la descarga del rayo en el pararrayos de la torre, en mayor o menor grado, se generan efectos secundarios de contaminación electrostática y electromagnética que afectan a las instalaciones eléctricas y los equipos de telecomunicaciones, audiovisuales y cualesquiera otros que contengan electrónica sensible.
Es por este motivo que se recomienda, para la protección del rayo, un sistema que sea capaz de dar continuidad a los servicios y no poner en riesgo las instalaciones con la captación del rayo. El sistema PDCE es el único pararrayos que no excita el rayo y evita el impacto en la torre de comunicaciones, eliminando el campo eléctrico natural antes del proceso de la ionización. Gracias a que está basado en la eliminación de las cargas electrostáticas que se acumulan en el ambiente, el sistema de protección de los rayos PDCE puede evitar los problemas que fácilmente pueden sufrir equipos sensibles a este tipo de cargas y que, fácilmente, podemos encontrar en torres de comunicaciones.

 

PARARRAYOS PARA ENERGIAS RENOVABLES

Las instalaciones fotovoltaicas están especialmente expuestas debido a su ubicación geográfica a sufrir daños como consecuencia de impactos de rayos y a campos electromagnéticos asociados generados por el rayo. Estos efectos pueden provocar paros en la producción y generar pérdidas en las inversiones realizadas, que no permiten recuperar la inversión con el tiempo establecido, haciendo que la rentabilidad de la instalación se reduzca.
Los sistemas tradicionales de pararrayos se basan en la tecnología de atracción y captación de las descargas atmosféricas con el objetivo de derivarlas a la toma de tierra. Con ello se consigue provocar una elevación del potencial del terreno que a través de la instalación de puesta a tierra, puede llegar a los equipos electrónicos y causen daños. Por otra parte, el impacto de un rayo lleva asociado un pulso electromagnético que induce a la instalación y puede afectar gravemente a los equipos electrónicos. Es por este motivo que se recomienda para la protección del rayo un sistema que sea capaz de dar continuidad a los servicios y no poner en riesgo las instalaciones con la captación del rayo. El sistema PDCE es el único pararrayos que no excita el rayo y evita el impacto del rayo eliminando el campo eléctrico natural antes del proceso de la ionización.
Gracias a que está basado en la eliminación de las cargas electrostáticas que se acumulan en el a
mbiente, el sistema de protección de los rayos PDCE puede evitar los problemas que fácilmente pueden sufrir las placas fotovoltaicas, equipos sensibles a este tipo de cargas.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí