Noticias

Un rayo provocó un incendio en un tanque de combustible de la petroquímica española Repsol en Puertollano (Ciudad Real).

Explosión de dos tanques en el complejo petroquímico de Repsol Puertollano

Una tormenta eléctrica ha provocado que un rayo haya caído sobre un tanque de gasóleo en el Complejo Petroquímico de Repsol en Puertollano (Ciudad Real) y se haya iniciado un incendio. Según han confirmado fuentes de la compañía, "ha sido en un tanque de almacenamiento de productos petrolíferos y no ha habido daños personales".

Pasada la mañana, un segundo tanque también ha comenzado a arder y han tenido que intervenir los bomberos. Según las mismas fuentes "el incendio inicial, el único, ha afectado a dos tanques. No es que se haya extendido. Está controlado hace tiempo y esperamos que esté extinguido en breve".

 

https://www.expansion.com/empresas/energia/2020/08/10/5f31777f468aeb8e588b4581.html

 

 

INFORMACIÓN

La madrugada del 21 de septiembre un rayo impactó en la cúpula de la ermita

Instalación eléctrica también quedó afectada

La Descarga eléctrica golpeó la cúpula y "arrancó nuevo hiladas de ladrillos macizas", afirma Frigola. Después de 1 inspección de Técnicos municipales, se ha comprobado que no hay Defectos estructurales, pero el impacto del rayo provocó que es rompieran más de 150 tejas del edificio adyacente, donde se hacen Reuniones y exposiciones, entre Otras actividades. "La escombros Salir disparada a más de cien metros de distancia", explica Frigola. Reparar Santa Cristina, en Lloret, vale 25.000 euros

http://www.novaradiolloret.org/gairebe-enllestida-la-restauracio-de-la-cupula-de-santa-cristina-despres-que-hi-caigues-un-llamp/

https://www.elpuntavui.cat/societat/article/5-societat/1684893-reparar-santa-cristina-a-lloret-val-25-000-euros.html

INFORMACIÓN

¿Cuánta energía hay en un rayo?

Los rayos generan temperaturas más altas que la de la superficie solar, por encima de 20.000 grados Celsius

 

Durante la mayor parte de la historia humana, a la gente le han asustado los rayos. Como aterradoras descargas procedentes del cielo, los rayos eran una herramienta de los dioses para castigar a los mortales por su arrogancia (o su desafortunada tendencia a refugiarse de las tormentas bajo los árboles). El descubrimiento y uso del pararrayos de Benjamin Franklin domesticó a esta arma divina antes formidable.

 

No obstante, la fuerza de los rayos aún pervive en nuestra imaginación. Hollywood los considera lo bastante potentes para permitir que coches de extraño diseño de principios de la década de 1980 rompan el continuo espacio-tiempo. En el mundo de los cómics, es uno de los ingredientes de la receta para conseguir superpoderes. También se les ha conferido la capacidad de resucitar a los muertos, aunque no siempre con el resultado deseado.
 

 

 

 

INFORMACIÓN

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí